Portada » BARÇA » Adiós a Junior Firpo: El Barça tiene dos candidatos para competir con Jordi Alba

Adiós a Junior Firpo: El Barça tiene dos candidatos para competir con Jordi Alba

Junior Firpo

Se acabaron las oportunidades para Junior Firpo antes de tiempo en el Barça. Al lateral izquierdo dominicano todavía le quedaban algunos cartuchos por quemar en la temporada, pero la detención de los partidos lo aleja definitivamente de la siguiente campaña blaugrana. El club culé ya cuenta con dos candidatos para que Jordi Alba tenga competencia real. 

Las dos cartas para reemplazar a Junior Firpo 

Las dos cartas por las que se debate en las oficinas de Barcelona son Raphaël Guerreiro y Layvin Kurzawa. Futbolistas que se encuentran en el mejor momento de sus carreras con 26 y 27 años respectivamente. 

Guerreiro es un viejo conocido del equipo catalán, ya que despertó interés en el 2016, pero el jugador quería un compromiso de titularidad que no podía tener. Ahí apareció el Borussia Dortmund para darle la confianza de minutos de juego y lo fichó por 12 millones de euros. Ahora que Jordi Alba llegó a los 31 años de edad, se hace urgente tener a otro lateral con la capacidad requerida. 

También te puede interesar: ESTRATEGIAS PARA APOSTAR AL FÚTBOL

Serían 25 millones de euros su precio actual, cantidad que no sería problema, incluso en tiempos de crisis económica. 

Junior Firpo

Con Kurzawa el precio sería muy similar, pero habría que lidiar con competencia de la Juventus, Arsenal y Liverpool. Apenas 14 partidos ha jugado esta temporada en la Ligue 1, lo que hace factible su marcha del PSG para el verano. 

Cualquiera de las dos opciones ofrecería otro rendimiento a causa del rodaje que tienen en competiciones internacionales. Éric Abidal está en plena etapa de análisis del mejor candidato, todavía con algo de tiempo para que comience la ventana de pases. El futuro inmediato de Junior Firpo sería una cesión a algún equipo de la primera división española. En unos meses y, después de un tiempo considerable, Jordi Alba podría sentir nuevamente la tensión deportiva de tener a un rival por banda izquierda a su altura. 

Ir arriba