Josep Maria Bartomeu quiere empezar a cuadrar las cuentas del Barça y ya tiene planificada una salida más tras las de Jean Clair Todibo (cedido) y Carles Pérez, pero depende del éxito que tenga la Juventus en otra operación. 

Ivan Rakitic está en la puerta de salida desde Ernesto Valverde y el escenario se mantiene con Quique Setién. El santanderino comenzó utilizando al croata para blindarse con los experimentados de la plantilla, pero rápidamente detectó que no está en el nivel que desea para su plan de juego. 

El principal interesado por Rakitic es la Juventus, ya que es un futbolista del agrado de Maurizio Sarri, quien no tiene muchos elementos en la plantilla con sus características.

Para que la operación se realice, la Juve debe vender a Emre Can al Borussia Dortmund. La negociación está avanzada a falta de arreglos finales, aunque el tiempo no sobra en este mercado invernal. 

Bartomeu necesita cuadrar las cuentas y dinero para fichar

Con esto, Bartomeu quiere sacar algún beneficio económico por el centrocampista que cada vez cuenta menos para el cuerpo técnico y que tiene contrato hasta el 2021. La institución blaugrana debe cumplir con el presupuesto de la temporada, para lo que necesita 124 millones de euros en ingresos por ventas.  El plan está listo, a la espera de que la Vecchia Signora pueda hacerlo realidad.

La marcha de Ivan Rakitic puede comenzar a marcar de verdad el Barça del futuro, ya que se le abriría la puerta a Riqui Puig para tener todavía más minutos con Quique Setién y además dejaría un dinero en las arcas que podrían servir para pagar el delantero centro que anda buscando el conjunto azulgrana en las últimas fechas.