¡100 partidos! Tomás Rincón se arrima a la historia ‘Vinotinto’

Rincón Tomás

Rincón Tomás

Tomás Rincón es un futbolista nacido para ser capitán. Desde el debut como profesional su carácter y entereza hacían pensar que se trataba de un futuro portador de la preciada cinta. El tiempo pasó y el de San Cristóbal con una carrera que comenzó en el Unión Atlético Maracaibo, para seguir en el Zamora, Táchira, luego dar el salto a Europa con destino a Alemania en un histórico como el Hamburgo, continuando en el Genoa, Juventus y ahora el Torino, permitió abrirle infinidad de puertas a los venezolanos que se miraban en el espejo de un guerrero con sangre vinotinto.

Para el imponente centrocampista es una inmejorable ocasión de recordar aquellos momentos compartidos en la Selección de Venezuela con referentes como Juan Arango y Jose Manuel Rey. Y es que en el partido contra Trinidad y Tobago, logró unirse al club centenario. Ese club que estaba conformado única y exclusivamente por el mejor cobrador de tiros libres de la historia de Venezuela, quien alcanzó 127 partidos. Además, por un central que dejó huella con su calidad cuando todo era desfavorable para el futbolista venezolano, consiguiendo 111 participaciones.

100 partidos para el ‘General’ son el premio al esfuerzo, perseverancia y entrega de un jugador que siempre ha puesto a su país por delante de cualquier tipo de interés externo. Representar a los suyos es su mayor motivación. ​

Los 100 partidos de Tomás Rincón son el comienzo de la meta

Con 31 años este objetivo parece apenas el punto de partida. El inicio que le augura al tachirense no solo ser el que más veces vista la camiseta de la ‘Vinotinto’, sino quien lidere la generación que por primera vez lleve a Venezuela a un mundial de mayores.

Tomás Rincón siempre lo ha tenido claro: «La disciplina y el trabajo son los únicos caminos para crecer». En definitiva, ni ser uno de los primeros venezolanos en llegar a un equipo de élite como la ‘Vecchia Signora’, abrirles paso a los jóvenes compatriotas, jugar la Champions League o desquiciarle la noche a Lionel Messi, se compara con ser la pieza angular que mantiene las esperanzas a flote de un país que necesita motivación. Cuando juega la ‘Vinotinto’, nada más importa, la política y los problemas se vuelven secundarios. Más que celebrar un centenario, Tomás puede sentir el orgullo de ser uno de los héroes modernos de Venezuela.

shares