Klopp gana la partida de ajedrez a Guardiola en el Liverpool-Manchester City

Jürgen Klopp

Jürgen Klopp

El duelo de ajedrez entre Jurgen Klopp y Pep Guardiola comenzó con la intensidad característica que imponen dos equipos que buscan siempre dominar al rival. Antes del cuarto de hora, el City se descuidó y los ‘Reds’ ya contaban con una ventaja considerable, lo que daba pistas del desenlace del partido. Aunque el Manchester City intentó tener el dominio de la pelota y en ocasiones esporádicas llevó peligro al arco de Alisson Becker, el dominio del partido fue del Liverpool.

Klopp se aprovecha del fundamentalismo de Guardiola

Pep Guardiola
Pep Guardiola

Klopp volvió a darle una lección a Guardiola, en principio porque aprovechó las ventajas del rival. Pep se mantuvo fiel a su idea, lo que es válido, pero cayó en el perjudicial fundamentalismo que no le permite al equipo tener versatilidad a la hora de encontrarle alternativas al partido.

No es la primera vez que, por imponer un libreto único, el City pierde oportunidades doradas para dar golpes sobre la mesa. El principal motivo de que en la Champions League no haya alcanzado la final, tiene que ver con la negativa a cambiar el estilo en momentos donde el partido lo amerita.

Por su parte, el alemán tiene una posición antagónica al de Sampedor. A pesar de ser un obsesivo de la táctica y del domino de los espacios, les da a sus jugadores mayores herramientas para superar a los rivales.

Los actuales líderes de la Premier League y últimos campeones de Champions, pueden usar el juego de posesión, apelar al contraataque, jugadas a balón parado, disparo desde fuera del área y un sinfín de planes secundarios. Si el antídoto de José Mourinho era Pep Guardiola, ahora el catalán debe sufrir con Klopp como su contraparte. El fútbol regaló magia nuevamente en la Premier League con un firme líder que quiere volver a coronarse después de casi 30 años. Hoy suena más fuerte que nunca el You’ll Never Walk Alone.

 

shares