La Selección Española y el misterio del banquillo: «Si hablo, no sería bueno para mí»

Robert Moreno

Robert Moreno

La Selección Española sigue siendo uno de los mejores equipos del mundo. Esto a pesar de las decisiones de Luis Rubiales, quien como presidente de la Real Federación Española de Fútbol ha sido excesivamente drástico, perjudicando las actuaciones del equipo. A la destitución de Julen Lopetegui a días de comenzar la Copa del Mundo de Rusia 2018, se suma el caso que todavía es un misterio entre Robert Moreno y Luis Enrique.

Robert Moreno que parecía afianzarse en el banquillo de España, de forma sorpresiva ha salido del cargo para el regreso de Luis Enrique. Rubiales plantea un escenario en el que Moreno le pidió marcharse para que el técnico de Gijón regresara, pero recientes declaraciones develan que hay un baile de traiciones.

Las lágrimas en la despedida de Robert de sus jugadores no parecen las de alguien que finalizó en buenos términos la situación.

Robert Moreno como nuevo descarte de Rubiales

Después de la polémica, Robert rompió el silencio y dejó comentarios preocupantes: «No quiero entrar en una espiral de reproches. No sé qué ha pasado, preguntadle a Luis Enrique. Si hablo, no sería bueno para mí. Creo que lo mejor para ambas partes es que quede entre nosotros. Si la otra parte quiere, que hable. Yo no tengo nada que decir, porque no creo que sea bueno para nadie».

Luego de todo esto, Luis Enrique vuelve a la dirección técnica después de la tragedia vivida. Una buena noticia por la capacidad del estratega, pero las formas del presidente no terminan de entenderse a la distancia. La primera decisión hizo que se descartara un mundial, veremos a quién da la razón el tiempo.

El marcador final deja a un Rubiales con menor popularidad, Luis Enrique en modo regreso sorpresivo y Robert Moreno perdido en una depresión por el desconcertante manejo dirigencial de los últimos días. ¿La pelota no se manchará?

shares