El secreto del éxito de Rodrygo Goes

Rodrygo Goes

Rodrygo Goes

Rodrygo Goes como brasileño es asociado de manera instantánea con la mayoría de grandes jugadores alegres de ese país que tienen en un sitial de honor a las fiestas, caso Ronaldo o Ronaldinho por nombrar algunos, sin embargo, el atacante dista considerablemente de las preferencias de los futbolistas antes mencionados. En el Deporte Rey normalmente se apunta como el secreto del éxito cierta rutina de entrenamiento diferenciada o quedarse horas extras perfeccionando algún aspecto, pero la clave de todo para Rodrygo viene con otro enfoque.

Rodrygo con 18 años es la joya del Real Madrid sin lugar a dudas, incluso en la comparativa supera a Vinícius Júnior, ya que se le nota con otra tranquilidad en el Santiago Bernabéu. Asume mejor la presión y en menor tiempo se ha logrado meter en el bolsillo a una afición que está acostumbrada a cracks a lo largo de la historia.

 ¿En qué se diferencia Rodrygo Goes del resto?

Es innegable la capacidad técnica que tiene Rodrygo, pero no es el único jugador que ha demostrado grandes cualidades sin llegar a tener el crecimiento y la cabeza del joven futbolista de la canarinha. Aquí es cuando se nota la diferencia, esta tiene que ver con la familia.

Los padres de Rodrygo se han encargado que a pesar de que el mundo prácticamente lo idolatre cuando tiene un balón de fútbol en sus pies, se mantenga centrado en sus objetivos sin perder el piso que lo ata a la realidad.

Denise (Madre) es quien se dedica fielmente a la educación del joven, siendo bastante estricta en cuando a las responsabilidades que el jugador blanco debe realizar después de cada entrenamiento. Gracias a su madre, Rodrygo prefiere instruirse o adentrarse en sus creencias religiosas antes que cometer alguna equivocación fuera.

Por su parte, Eric Batista de Goes(Padre) se encarga de ser el fanático número uno de Rodrygo. Es su compañero en cada partido, causa extrañeza cuando no asiste al estadio para maravillarse con las genialidades de su hijo. Se enfoca en el aspecto deportivo, pues también fue jugador profesional, alcanzando participar en la segunda división de Brasil.

Entre no creerse mejor que nadie en lo deportivo y preservar la humildad, la familia de Rodrygo está consiguiendo forjar la carrera de uno de los jugadores con mayor proyección en el mundo. El secreto del éxito de Rodrygo Goes se encuentra en la familia.

shares