El último galáctico del Real Madrid todavía no muestra su mejor versión, y cuando estaba acercándose a ese jugador indescifrable del Chelsea, terminó llegando su lesión. En el club saben que tarde o temprano aparecerá la magia del belga, sin embargo, hay un tema de Eden Hazard que preocupa más. Se trata de los problemas de alimentación que tiene el atacante.

En el tema de conducta el Madrid está tranquilo con Hazard, ya que no es un aficionado de la noche como otras estrellas, no obstante, tiene un gusto por la comida dañina que hace ruido al cuerpo técnico.

Cuando el ‘7’ llegó a la Casa Blanca, lo primero que se notó fue su sobrepeso, incluso él lo admitió después de un tiempo: «Es verdad. No mentiré. Si estoy de vacaciones, estoy de vacaciones. Cogí cinco kilos en verano. Soy de los que cogen peso rápido y también lo pierdo. En el Lille, con 18 años, pesaba 72 o 73 kilos y al ganar músculo pasé a 75. Y en un mal día, 77. En verano subí a 80 kilos, pero lo perdí en 10 días».

Eden Hazard
Eden Hazard

Zidane ha tenido un trato bastante flexible con el extremo izquierdo, pero ya es tiempo de que el jugador demuestre que los 100 millones de euros que se pagaron valieron la pena. Al regresar de su lesión, el cuerpo técnico le exigirá una adaptación rápida, porque por el momento, 1 gol y 4 asistencias es el aporte del que llegó para hacer olvidar a Cristiano Ronaldo.

El futuro de Hazard no es alentador

Con los malos hábitos alimenticios de Hazard y sus 29 años de edad, el cuerpo empieza a pasarle factura con lesiones prolongadas. De no seguir las indicaciones a detalle del cuerpo médico, es probable que el habilidoso Duque después de los 30 empiece un declive de rendimiento pronunciado. El talento sin disciplina y buenos hábitos se termina perdiendo en el tiempo. ¿Podrá cambiar su primera impresión al regresar de la lesión?